Relatos sexo maduros

Pero como nuestro encargado, siempre llega tarde, y nunca esta para las 8 am, que es la hora que tendría que estar abierta, prefiere dejarla abierta todo el día. El ascensor se detuvo en el piso 21, ya que mi vecino, lo había apretado, esperamos unos segundo y siguió subiendo.

La verdad, es que no lo hacía solo como un favor.

jovencitas y maduros | RELATOS PORNO

Siempre me gustaron los maduros, desde chica. Mas si tenían hijas de mi edad, me daba mucho morbo la idea. Hubiese estado con alguno en mi pueblo, pero es complicado, se conocen todos, y una vez que empieza a decirse que estuviste con un maduro, o casado, ya quedas estigmatizada en los pueblos chicos por lo menos. Subimos la escalera hacia la terraza, la puerta estaba cerrada pero sin llave.

Miguel, el maduro activo - Relatos Eróticos

Ya en la terraza, le pedí a mi vecino, que trabe la puerta con una maceta pesada que había a unos metros. No creo que suba nadie a esa hora, pero nunca se sabe.

Mi vecino quedó en shock, no podía creer lo que estaba viendo. No quiero sonar agrandada, pero me consideraba una chica atractiva. Medía 1. Tenía muy buena cola, bien parada, cintura muy bien formada, pechos bien redondos y firmes. Los hombres siempre me miraban en calle o donde me movía. Me sentía atractiva y me daba seguridad, ser así.

Me acerqué, le desabroché el pantalón de jean, se lo deje caer.

… Más historias Eróticas…

Metí mi mano por debajo de su boxer, y empecé a jugar con sus huevos y pija. Estaba bastante traspirado, la verdad que hacía mucho calor, y la situación tampoco lo ayudaba. Sus huevos eran gigantes, me encantaba apretarlos, mi vecino jadeaba. Me acerqué a su boca, nuestros labios se tocaron, y metí mi lengua dentro de su boca, nuestras lenguas comenzaron a jugar entre ellas, mientras seguía con mi mano derecha jugando con el miembro de mi vecino.

Me dijo. Nos seguimos besando unos minutos mas. Y le tome la mano. Lo llevé contra las barandas de la terraza. Fuimos despacio, que tenía el pantalón bajo sobre sus tobillos. Se apoyo sobre estas, casi sentado. Aproveché a mirarlo bien. Era apenas mas bajo que yo, era bastante gordito para su altura, había perdido gran parte de su pelo. Ojos marrones, espalda chica. Y se lo veía tan preocupado. Que quería relajarlo, darle una experiencia, que ni en sueños, pudo haber imaginado.

Me arrodille enfrente de mi vecino, le bajé el boxer, y puse mi boca contra sus huevos. Los besé delicadamente, luego comencé a acariciarlos, pasando la punta de mi lengua, recorriendo sus dos huevos, seguí con mi lengua, ahora lamiendo huevos, y con mi mano derecha, jugaba con su pija. Su pija ya estaba completamente erecta, era de unos 12 o 13 cm. Metí su pija en mi boca. Me levante, me escupí la yema de mis dedos, y me humedecí la entrada mi ano.

Apenas me metí un dedo, para dilatarla. Por el tamaño de la pija de mi vecino, no necesitaba mucha lubricación, mas que nada para que su cabeza me penetre. Con mi mano derecha, busqué su miembro, lo acomodé en la entrada de mi cola, su cabeza estaba contra mi ano, acomodó su panza sobre mis nalgas.

MI PRIMERA VEZ CON UN HOMBRE MADURO

Con su mano se ayudó para penetrarme, hundiendo su pija dentro de mi cola, me hizo doler levemente su cabeza, pero no tardó en estar adentro. Ya con su cabeza dentro de mi cola, me tomó por las caderas, y empezó a penetrarme, a un ritmo tranquilo, me dio mucho placer, no me hacía doler el tamaño de su pija y era un tamaño que me permitía disfrutar completamente.

Su sudor caía, sobre mi espalda y nalgas. Sentía ese ruido a golpe seco de su cuerpo contra el mio. Su pene entraba una y otra vez por mi cola, mi vecino jadeaba, y yo gemía de placer.

No tuve tiempo de responder que se vino dentro de mi cola. Quedo jadeando. Sentí como sacaba su pija de mi cola y se tiro al piso, me asusté, bastante, pensé que estaba teniendo un ataque al corazón, me arrodille a su lado, pero solo estaba agotado físicamente, fue demasiado para el. Siempre que llega una vecinita nueva al barrio es analizada por todo el vecindario para Su chica estaba haciendo yoga, y con esa ropa y esas posturas tan sugerentes no pudo resistirse Una cosa es que se callen para no hacer sentir mal a sus maridos y otra muy distinta es Tu cuenta ha sido activada, este es tu perfil desde donde puedes gestionar todos tus datos en nuestra web.

Lo Sentimos pero no puede seguir adelante sino te conectas a la web con tus datos.


  • Navegación de entradas.
  • Relatos Eróticos y SEXO con MADUROS y FILFs Gratuitos | emasahocumuj.tk.
  • The Devil in Miss Jones;
  • contactos en galicia?
  • mujeres solteras peru lima;
  • Hombre maduro conoce a un jovencito en la calle;

Aquí empiezo a contaros otra de mis experiencias. Después de aquellos primeros días Rafa y yo seguimos hablando y quedamos en vernos esa misma semana, pero cual fue mi sorpresa cuando dos días después vino a ver unas pruebas en las que yo trabajaba ese fin de semana. Cuando lo vi no lo pude creer, Hola, me llamo Marta y tengo 19 años. Gracias a el deporte conocí a Rafa, quien me desvirgó